A quién no le encanta las almohadas. ¿Por qué? Porque las almohadas son suaves, ofrecen apoyo y soportan nuestras cabezas todos los días. Mientras duermes, tu almohada absorbe las células muertas de la piel, los aceites corporales y el sudor, así como los alérgenos, y sin embargo siguen ofreciéndonos comodidad y apoyo siempre que lo necesitamos.

Algunas almohadas son fáciles de lavar en la lavadora. Otras necesitan un poco más de cuidado. Si estás pensando en comprar almohadas y no sabes cómo mantenerlas, echa un vistazo a esta lista para saber qué tipo de cuidados necesitarán:

 

Almohadas lavables en lavadora:

lavadora almohadas

  •         Almohada de algodón
  •         Almohada de plumas
  •         Almohada de poliéster
  •         Almohada de bambú
  •         Almohada de relleno de fibra
  •         Almohada de felpa púrpura

 

Almohada para lavar a mano y limpiar en seco:

  •         Almohada de espuma con memoria ó viscoelástica
  •         Almohada de látex
  •         La Almohada Púrpura

 

Es importante recordar que el hecho de que tu almohada sea lavable a máquina no significa que puedas hacerlo junto a tus prendas. La mayoría de las almohadas deben lavarse y secarse en un ciclo específico para mantener su esponjosidad.

Lo mismo ocurre con las almohadas que deben lavarse a mano o limpiarse por zonas. Algunas, pueden lavarse fácilmente con agua y jabón. Pero otras, como las almohadas de espuma, deben limpiarse con mucho cuidado porque el agua puede dañar el material.

Lo más importante antes de lavar la almohada es leer la etiqueta del producto. Sólo tienes que quitar la funda de la almohada y deberías ver una etiqueta colgada o bordada. Ahí es donde encontrarás las instrucciones detalladas de cuidado.

Te puede interesar:  Espuma viscoelástica VS colchón de resortes: ¿Cuál elegir?

 ¿Cómo lavar tus almohadas?

Estás acostumbrado a lavar las sábanas (y las fundas de las almohadas), pero quizá no sepas cómo lavarlas ni por qué debes molestarte en hacerlo.

La mayoría de las almohadas deben lavarse cada seis meses, pero otras, como las viscoelásticas, necesitan atención cada dos o tres meses.

 

Paso 1: airear

Al igual que tú, tus almohadas necesitan un cuidado regular. Tómate un minuto para esponjarlas semanalmente y déjalas colgadas al sol cada dos meses para eliminar el exceso de humedad. También deberías pasar la aspiradora regularmente a tus almohadas (como harías con tu colchón). Hazlo de vez en cuando, pero también hazlo antes del lavado para eliminar la suciedad más superficial de la almohada.

 

Paso 2: Lavado

Una vez que hayas aspirado las almohadas, puedes limpiarlas si hay marcas visibles. Esto puede hacerse con un paño normal y una solución jabonosa suave. Restriega suavemente las manchas, teniendo especial cuidado con las almohadas de espuma, ya que no quieres que se rompan.

 

 

¿Es seguro lavar las almohadas en la lavadora?

Muchas almohadas sobreviven en la lavadora, pero necesitan un cuidado ligeramente diferente. Antes de meter cualquier almohada en la lavadora, debes conocer qué tipo de relleno tiene e inspeccionar el tejido en busca de rasgaduras o desgarros. No querrás que el relleno obstruya tu lavadora. 

Para evitar cargas desiguales, mete siempre dos almohadas a la vez. También querrás poner la velocidad de centrifugado en un ajuste más alto para eliminar el mayor exceso de agua posible. Y, como siempre, comprueba las etiquetas o el sitio web de la empresa para ver las instrucciones de limpieza específicas.

Te puede interesar: ¿No descansas bien? Algo está mal en tu habitación

 

 

Cómo limpiar una almohada de plumas

Se puede utilizar cualquier temperatura en la lavadora, pero se recomienda una temperatura más fría para evitar que el tejido se encoja. Utiliza un ajuste suave y un ciclo de aclarado extra para eliminar los restos de espuma.

 

 

 Cómo limpiar una almohada de espuma de memoria

aspiradora almohada

Mientras que la espuma de memoria puede ser un salvavidas para algunos durante la noche, necesitan un poco de cuidado extra cuando se trata de la limpieza. Evita la lavadora y opta por el lavado a mano o pasar la aspiradora y tratar las manchas. La mejor manera de lavarlo a mano es llenando la bañera con agua y un detergente suave y poco espumoso. Sumerge la almohada y deja que el agua y la solución jabonosa se filtren hasta el fondo. El enjuague se puede hacer de la misma manera.

 

Paso 3: Secar

Las almohadas de plumas se pueden secar en una secadora sin calor, al aire libre o en la secadora a baja temperatura. Utiliza pelotas de tenis o de secado para esponjar las almohadas y evitar que se aglutinen. Las almohadas que no pueden secarse en la secadora, como las de espuma viscoelástica, deben secarse al aire. Si es posible, déjalas colgadas en un tendedero al aire libre (pero sólo cuando no haya humedad).

Deja que tus almohadas se sequen completamente antes de volver a utilizarlas. Si no estás seguro de que tu almohada esté completamente seca deja que se seque durante más tiempo. Si acabas utilizando una almohada húmeda o mojada, corres el riesgo de que se forme moho.

 

 

¿Cuánto tiempo se tarda en secar una almohada?

Independientemente del método que utilices, el secado de las almohadas puede llevar varias horas. Comprueba cada hora más o menos si necesitan secarse más tiempo. Aprieta cada almohada de una en una para sentir si hay humedad a medida que avanzas.

 

 

¿Lavar o tirar?

Si acabas de lavar tu almohada y sigue teniendo los mismos olores que tenía antes del lavado, es hora de tirarla. Las almohadas viejas que se quedan dobladas por la mitad también indican que es hora de reemplazarlas.

Las almohadas que no olían antes del lavado, pero que empezaron a hacerlo después, probablemente no se secaron el tiempo suficiente. Lávala de nuevo y déjela secar durante más tiempo. Para alargar la vida de tus almohadas, utiliza una funda debajo de la funda y lava ambas con regularidad.

 

Si ha llegado el momento de empezar a buscar una nueva almohada, pero no estás seguro de cual comprar recuerda que en Paraíso te ofrecemos algunas alternativas, solo debes visitar nuestra tienda virtual. ¡Conoce nuestras ofertas en colchones, camas y dormitorios!

Post Anterior

Conoce los diferentes tipos de colchones

Post Siguiente

Cómo elegir el tamaño de colchón adecuado para ti