Mientras pasa el tiempo, tu colchón comienza a acumular olores originados por diversos factores como la sudoración o derrames de líquidos, y aunque estos se absorben, pueden provocar un mal olor en tu cama.

Posiblemente pensaste en lavar tu colchón, pero te recomendamos evitar esto, ya que pueden aparecer manchas o aureolas cuando este se seque. 

En Paraíso, sabemos que parte fundamental de tu descanso es el lugar donde duermes, por ello, es necesario crear hábitos de cuidados y limpieza. Por ese motivo, te ofrecemos un par de consejos para mantener tu colchón siempre limpio.

 ¿Es necesario limpiar mi colchón?

Debes considerar la limpieza del colchón, especialmente si no usas una funda o una almohadilla para mayor protección.

Según diversos especialistas, la limpieza ayuda a eliminar o prevenir el polvo, la suciedad, la piel muerta, las plagas y las manchas.

Con la cantidad de tiempo que pasamos en la cama, es fundamental asegurarse de mantener ese espacio tan limpio como el resto de nuestra casa. La buena noticia es que no es demasiado complicado. Y, de acuerdo a diversos especialistas, podría ser posible que solo debas hacerlo dos veces al año.

Pero ¿Cómo se limpia un colchón?

aspiradora sobre colchón

Hay dos tipos de limpieza de colchones que debes considerar:

El primero es fácil de realizar cada vez que cambias las sábanas. Para una limpieza rápida, puedes empezar aspirando tu colchón a fondo. Si tu colchón es un modelo más reciente, con relleno de espuma, es mejor si usas un cepillo suave en la aspiradora, que es lo que tienen algunos accesorios de tapicería.

La segunda técnica es para esas limpiezas, de dos veces al año, y que son un poco más profundas.

Para una limpieza más profunda, que incluye la eliminación de olores, se puede utilizar bicarbonato de sodio, rociando desde media taza hasta el empaque completo sobre el colchón. Puedes dejarlo reposar durante unas horas o durante la noche, y luego aspirarlo.

Más allá de eso, es importante rotar tu colchón cada dos semanas más o menos. También puedes voltearlo.

Una buena noche de sueño es crucial para la salud en general, y cualquier cosa que podamos hacer para mejorar la calidad del sueño vale la pena.

 Algunos consejos adicionales

– Evita mojar el colchón si vas a limpiarlo, es preferible usar una aspiradora una vez al mes.

– Ventila regularmente el colchón retirando toda la ropa de cama y dejándolo airear por unas horas. Repite este procedimiento semanalmente y contribuirá con la higiene del producto.

– Cubre  tu colchón con un protector, evitará el paso de ácaros, polvo y sudor hacia el colchón.

No derrames líquidos ni rocíes deodorizadores, ambientadores, aromatizadores, fragancias, cremas o aceites corporales, perfumes, aerosoles y espráis en general sobre el colchón. En caso esto suceda, déjalo ventilar, no apliques fuente de calor alguna como secadoras de mano, plancha o similares porque pueden dañar tu colchón. Tampoco lo frotes con trapos, telas o paños ya que pueden ocasionar mayores daños al mismo.

Señales de que necesitas limpiar tu colchón

lupa sobre un colchon

No lo has limpiado en unos meses: Tu colchón necesita ser limpiado cada cierto mes para mantenerlo fresco.

Eres alérgico: La acumulación de polvo puede agravar las alergias y hacerte sufrir por la noche. Si sientes los síntomas de la alergia más a menudo en la cama o al despertar, probablemente sea hora de limpiar el polvo.

Has notado insectos o picaduras extrañas: Las infestaciones no siempre son obvias, especialmente en las primeras etapas, pero puedes buscar señales, incluyendo ver el insecto, notar manchas microscópicas de sangre o puntos de desecho de insectos, o picaduras inusuales en tu cuerpo.

Tu colchón tiene un olor: Los colchones pueden oler a polvo y acumulación de piel, o tienen un olor a fluidos corporales, incluso a moho. Los olores en tu colchón pueden ser molestos, afectando tu sueño e incluso indican un signo de un problema mayor que debes resolver.

Tiene manchas: ¿Cómo llegó esa mancha allí? Ya sea que las manchas del colchón sean un misterio o conozca su origen, es mejor abordar las manchas tan pronto como las descubras.

Tips para que tu colchón dure más tiempo

Además, te brindamos algunos tips adicionales para que tu colchón dure más tiempo y puedas disfrutar al máximo la comodidad que te ofrece: 

– Gira y rota el colchón de tal manera que tendrá un desgaste uniforme (gira el colchón solo de pies a cabeza) y prolonga la vida útil del mismo.

– Usa el colchón sobre una superficie totalmente plana, tal como tarimas o similares, esto ayudará a evitar daños en la estructura interna como, por ejemplo, aglobamientos, roturas, deformaciones, entre otros.

– Evita doblar, enrollar o amarrar el colchón.

– No manipules, levantes ni cargues el colchón de la tela, acolchado o costuras, ya que se podría romper.

 

Esperamos que estas recomendaciones te hayan ayudado para que disfrutes de un mejor descanso.

En Paraíso deseamos que duermas bien. Por eso, te ofrecemos los mejores productos para ti y tu familia. ¡Conoce nuestras ofertas en colchones, camas y dormitorios!

Post Anterior

¿Qué es la apnea del sueño?

Post Siguiente

La forma en la que duermes afecta tu sueño