Hay muchas opiniones encontradas en lo que respecta a los alimentos nocturnos y si estos son o no saludables para nuestro cuerpo. Mucha gente cree que es una mala idea comer antes de acostarse en su cama queen. Esto suele deberse a la creencia de que comer antes de dormir conduce a un aumento de peso.

Sin embargo, algunos afirman que un aperitivo a la hora de acostarse puede favorecer a una dieta de pérdida de peso. Entonces, ¿es bueno comer antes de dormir? En el siguiente artículo, veremos las ventajas y desventajas de la alimentación de noche.

 

Ventajas de comer de noche

Algunos expertos en salud afirman que comer antes de acostarse está perfectamente bien y puede mejorar el sueño o la pérdida de peso. A continuación, te mostramos los beneficios de comer antes de dormir:

 

1. Provoca la pérdida de peso

Incluso mientras duermes, tu cuerpo necesita energía para funcionar, ya que se está recuperando del día anterior. Cuando te vas a la cama con hambre, tu cuerpo carece de las calorías que necesita para recargarse. Esto hace que tu cuerpo se aferre a los carbohidratos y las grasas en lugar de utilizarlos como combustible.

Elegir alimentos inductores del sueño con alto contenido en triptófano y melatonina no solo es bueno para ti, sino que también saciará las punzadas de hambre y dará a tu cuerpo la energía que necesita para recuperarse por la noche.

 

2. Induce al sueño

El triptófano es un aminoácido que aumenta los niveles de serotonina y melatonina en el organismo. No podemos producir triptófano de forma natural, sino que consumimos alimentos que lo contienen para inducir el sueño.

Los alimentos ricos en triptófano son la leche, el queso, los huevos, los frutos secos (nueces, almendras, avellanas etc.), el pescado, el pavo, el pollo, el plátano, la palta, los cereales (arroz, avena, etc.) y las legumbres. Entonces, se podría afirmar que comer plátano antes de dormir es bueno para tu salud.

 

3. Mejora las fases del sueño

La melatonina es una hormona que regula el sueño influyendo en el ciclo de sueño-vigilia del organismo. La producción de melatonina depende de la exposición del cuerpo a la luz, ya que esta ayuda a producir más melatonina.

Todos los alimentos ricos en triptófano incluyen melatonina; sin embargo, estas son algunas buenas fuentes de melatonina: las cerezas, las nueces, las almendras, los plátanos, la avena, el maíz dulce y los tomates.

 

4. Mejora el sueño

mejora sueño

Un estómago lleno favorece la sensación de sueño en una persona, pero los alimentos con valor nutricional pueden marcar la diferencia entre una buena noche de sueño y una indigestión. Los alimentos saludables como las manzanas y el huevo o las tostadas con palta contienen excelentes nutrientes.

 

5. Mantiene el azúcar en sangre

Alimentos como las frutas, los frutos secos, la avena y el pan integral regulan los niveles de azúcar en sangre. Los niveles bajos provocan menos energía y una sensación de aturdimiento a la mañana siguiente. Los niveles altos provocan subidas de energía, lo que aumenta las interrupciones del sueño.

Te puede interesar: ¿Cuál es la relación que existe entre la nutrición y el sueño?

 

Desventajas de comer de noche

La sabiduría convencional dice que comer antes de dormir podría provocar un aumento de peso porque el metabolismo suele ralentizarse cuando se duerme. Por ello, ahora te presentamos los efectos negativos de comer antes de ir a dormir:

 

1. Mala calidad de sueño

Dependiendo de lo que comas y a qué hora del día, los alimentos que consumas pueden alterar tus patrones de sueño. Por ello, debes prestar atención a los productos que prefieres consumir antes de ir a la cama.

De hecho, los alimentos que contienen cafeína, como el chocolate y el café, pueden parecer atractivos de comer por la noche o justo antes de acostarte, pero la cafeína aumenta tu energía y puede provocar que te despiertes varias veces en mitad de la noche.

 

2. Metabolismo más lento

Comer antes de acostarse puede hacer que el metabolismo del cuerpo sea más lento. El cuerpo ralentiza sus funciones por la noche para prepararse para el sueño, pero el consumo de alimentos, especialmente los ricos en carbohidratos, puede dificultar la digestión y provocar un aumento de peso. Por ello, es mala idea comer pan antes de dormir.

 

3. Estómago pesado

Las personas tienden a tener más hambre por la noche, lo que les lleva a consumir comidas más pesadas. En lugar de comer mucho por la noche y dejar menos tiempo para la digestión, intenta ingerir comidas más abundantes durante el día.

Te puede interesar: 7 beneficios de meditar antes de ir a dormir

 

4. Tendencia a comidas rápidas

tendencia comida rapida

Uno de los principales problemas de las comidas nocturnas son las elecciones que hacemos, ya que es más probable que cedamos a esos antojos de comida con alto contenido en grasas y azúcares, como papas fritas, pizza, galletas y helados. Cuando comes este tipo de alimentos es más probable que te provoque una indigestión.

 

5. Reflujo y acidez estomacal

Otro riesgo de comer comidas abundantes justo antes de acostarse es el reflujo ácido, la indigestión y la acidez estomacal. Dar tiempo al cuerpo para hacer la digestión antes de acostarse puede reducir el riesgo de desarrollar estos problemas.

Ahora ya sabes si es bueno o no comer de noche, así como qué comer antes de dormir para mejorar tu calidad de sueño. Recuerda que los alimentos ricos en vitaminas ayudan a tu cuerpo a recuperarse de las diversas actividades que realizas durante el día.

 

En Paraíso deseamos que duermas bien. Por eso, te ofrecemos los mejores productos para ti y tu familia. ¡Conoce nuestras ofertas en colchones, camas y dormitorios!

Post Anterior

Conoce con qué frecuencia debes lavar tus sábanas